Blogia
VALENCIA CLUB DE FUTBOL.blogia.com

Adiós al tope salarial




El famoso tope salarial en el Valencia CF pasa a mejor vida. El club de Mestalla se apunta al modelo de salarios que reina en la NBA y a partir de ahora habrá un límite global de coste de la plantilla y deja de lado el individual de 1,8 millones de hoy en día.

Juan Soler y el tridente de vicepresidentes ejecutivos que gestionan en la actualidad el club acordaron a finales del año pasado, tal como publicó este diario el 29 de diciembre, olvidarse del tope salarial. Ello no conlleva que el Valencia vaya a tirar la casa por la ventana sin control ninguno. El club se regirá por una cantidad máxima de coste de la plantilla. En la actualidad, el club tiene en la cuenta de pérdidas y ganancias -en lo que a gastos en sueldos y salarios de la primera plantilla se refiere- 64 millones de euros, y este será el máximo a gastarse en el coste del equipo (cabe recordar que en este apartado del presupuesto se contabiliza tanto el salario como la amortización anual de cada fichaje). La diferencia con el modelo actual es el reparto individual de esos 64 millones. Dicho de otra manera, a partir de ahora se puede fichar a un futbolista pagándole 3 millones de euros siempre y cuando haya otro en la plantilla que no supere los 600.000 euros, que es lo mismo que si hubiera dos futbolistas en la plantilla con el actual tope salarial. Lógicamente, esta política tiene condicionantes.

- Condición número 1: reducir la nómina actual de futbolistas. El Valencia cuenta con 39 jugadores profesionales, los 25 que tiene Koeman a su disposición más 14 cedidos (algunas fichas son abonadas de manera íntegra por el club en el que juegan esta temporada, otras entre ambos clubes y algunas sólo por el Valencia). En términos económicos, las fichas de estos 14 futbolistas (la mayoría de ellos no cuentan para el proyecto blanquinegro) oscilan entre los 12 y los 15 millones de euros por temporada, incluyendo la amortización de sus fichajes (como es el caso de Manuel Fernandes). ¿Qué supone esto? Pues, por ejemplo, que si los 14 futbolistas cedidos se desvincularan del Valencia el próximo mes de junio, el club podría reforzarse con dos futbolistas cuyo caché sea de 6 millones de euros anuales sin que ello supusiera incrementar el presupuesto de 64 millones.

- Condición número 2: no caer en agravios comparativos. La nueva política económica podría, en cierto sentido, perjudicar a algunos futbolistas de la actual plantilla con contrato en vigor, si bien, el modelo del tope salarial tampoco es que sea precisamente equitativo. En la actualidad, uno de los problemas que tiene el Valencia es que entre el primer escalafón de salarios y el tercero apenas hay una diferencia de 600.000 euros (escalafones entre los que figuran el 90 por ciento de los jugadores), cuando en la teoría el rol de unos y otros es distinto. Por el momento, en los fichajes de Maduro y Banega se ha tenido en cuenta esta nueva política. El holandés y el argentino están lejos de ser los mejor pagados del plantel. Ahora bien, cuando se fiche a un jugador y se supere con creces el actual tope salarial, el club deberá saber terciar con los representantes de los jugadores que ya están bajo las órdenes de Koeman.
Condición número 3: regular la política de renovaciones. Algunas de las últimas ampliaciones y determinados contratos de larga duración en los fichajes de futbolistas de más de 28 años son algunos de los asuntos que quiere corregir la entidad. Salvo Mora, ningún otro jugador finaliza contrato el próximo 30 de junio. Además, la mayoría de renovaciones efectuadas son las que han congestionado los salarios en torno al tope salarial.

1 comentario

Creative Recreation -

You introduction is detail, thank you so significantly information, but why do not you deliver some reference photographs?