Blogia
VALENCIA CLUB DE FUTBOL.blogia.com

Valencia 3 - 1 Atlético de Madrid

 

 

 

A lo grande. Así comenzó el año 2009 el Valencia CF. Con un juego excelso. Mostrando, ahora que puede, con la enfermería cada vez más vacía, todo el potencial futbolístico que le erigen como uno de los mejores equipos que juegan de la Liga. Y de fuera. Y eso, con jugadores como Villa, Mata, Joaquín, Vicente, y el reintegro de Silva, el último que faltaba, es lógico que ocurriera. Atentos todos. Porque este Valencia ‘pinta’ muy, muy bien. Que pudo contra el Atlético, un rival directo para la pugna entre los primeros puestos. Y de recuperarse de las adversas decisiones arbitrales, que impidieron, a buen seguro, un resultado para recordar por mucho tiempo. Entre tanta pompa, sobresalió la magia del grancanario. Sensacional en la elaboración. Mortífero en la llegada. Clarividente en el juego. Qué suerte tiene este deporte de contar con hombres como el gran David.

Silva ayudó, en gran manera, a que el Valencia completase una excelsa primera mitad, cuyo mejor exponente fue su segundo gol. De una categoría extraordinaria. Por el empuje de Miguel en el robo de pelota a Pernía y su posterior pase hacia Silva que, en un movimiento de clase para elegidos, se metió entre los dos centrales y batió a Leo Franco tras un toque mágico con la puntera. Pero es que antes de ese 2-0, los de Emery ya merecieron una ventaja más amplia, por juego y por goles. Que no fueron legales solamente desde la óptica del colegiado, Rodríguez Santiago, después de señalar una falta inexistente de Villa sobre Perea, y un fuera de juego, que no era, de Silva, además de un clarísimo penalti sobre el ‘7’. Sin contar una oportunidad del propio grancanario, después de una jugada sensacional de Mata, con un cambio de juego milimétrico hacia Joaquín, cuyo pase al punto de penalti no pudo ser remachado por el ‘mago’ de Arguineguín.  Unos segundos que resumieron el análisis de lo acontecido hasta ese momento. Rapidez. Juego. Ambición Y, en su punto culminante, la suerte del gol.No obstante, el partido, sin goles hasta el minuto 33, se abrió en la jugada menos resuelta para hacerlo, tal y cómo se percibían las cosas, con un penalti, en esta ocasión muy dudoso, todo hay que decirlo, sobre Baraja, convertido por Villa. Y, a renglón seguido, la acción de tiralíneas en ataque con el segundo tanto de nuestro equipo. El encuentro continuaba inclinándose hacia la portería de Leo Franco, pero, en otra acción inesperada – así es el fútbol- Rodríguez Santiago señalizaba penalti sobre Agúero, tras una pugna con Baraja, que transformaba Forlán, al filo del descanso.

La segunda mitad, después de ese diferencia tan abismal en el juego, pero en absoluto en lo que vale, en el marcador momentáneo, le dio al Atlético de Madrid otros bríos, tras para saber que estaba ‘vivo’, cuando, mirándolo fríamente, podía haber jugado la reanudación por puro trámite. Los de Aguirre salieron resueltos a mantener con mayor estabilidad la posesión del cuero, jugarla con más criterio y de forma más elaborada al área de Renan, pero la zaga blanquinegra, con un gran partido del tándem Albiol-Maduro, inconmensurable toda la noche, no dejaron sueltos a Agüero y Forlán en ningún momento. Y si la pelota llegaba a portería, estaba Renan, un guardameta que continúa creciendo en su juego cada partido que disputa. La puntilla faltaba. Y estaba por llegar. Hasta el minuto mágico 68. Por el futbolista que más honra las palabras ilusión, fantasía, belleza, fútbol de calidad y clase. Si en su primera diana, aprovechaba su ‘picardía’ poniendo la puntita de la bota para superar a Franco, en este, su segundo particular y tercer gol del Valencia, explotaba su agilidad y potencia, para hacer lo propio en la meta atlética tras un lanzamiento mortífero que entró como una exhalación, cerca de su palo izquierdo. Los siguientes minutos fueron de trámite, y sirvieron, para disfrutar de un partido para el recuerdo y darle la despedida al choque, como se merece, a esos pequeños genios del balón como Silva o Mata, y darle la bienvenida a un tercero, Vicente, que protagonizó los mejores y últimos momentos del lance.


FICHA TÉCNICA:
- Valencia CF 3:
Renan, Miguel, Albiol, Maduro, Moretti, Albelda, Joaquín, Baraja (Manuel Fernandes, m.67), Silva (Edu, m.84), Mata (Vicente, m.82) y Villa.
- Atlético de Madrid 1:
 Leo Franco, Perea, Heitinga, Ujfalusi, Pernía, Luis García (Sinama Pongolle, m.64), Assuncao, Raúl García, Simao, Agüero y Forlán.
- Goles:
1-0, m.34: Villa, de penalti. 2-0, m.39:Silva. 2-1, m.45: Forlán, de penalti. 3-1, m.69: Silva.
- Arbitro:
Rodríguez Santiago (colegio castellano-leonés). Amonestó por el Atlético de Madrid a Raúl García, Heitinga y Perea y por el Valencia a Baraja y Albelda.
- Incidencias:
Partido disputado en el campo de Mestalla ante 33.000 espectadores.

 

0 comentarios