Blogia
VALENCIA CLUB DE FUTBOL.blogia.com

Génova 1 - 2 Valencia

 

 

94 minutos de tensión e intensidad puede ser el resumen del Génova-Valencia. Si el fútbol es diversión y sufrimiento, a partes iguales, el encuentro que disputó el Valencia en Genova pasará a los anales de su historia por intensidad, angustia y, finalmente, final feliz. Nuestro equipo ganó 1-2 en el Stadio Luigi Ferraris, gracias a un gol de Villa en la última acción del choque, que había errado un penalti ocho minutos antes, y apagar el infierno italiano que mantuvo en vilo los corazones de los aficionados blanquinegros. Ante un rival que llegó a jugar con hasta cuatro ‘9’ puros, y un continuo bombardeo de balones a área, cada uno de ellos jaleados por un público omnipresente, nuestra zaga, ayudada por todo el resto del bloque, pasó una de las más duras pruebas que haya pasado jamás. Cuál titanes, cada balón dividido era pugnado como si les fuera la vida en ello por los Alexis, David Navarro, Bruno, Miguel y compañía, en una batalla sin cuartel con la retaguardia azzurra. Y, cada balón volcado al área era una prueba al filo de la navaja donde un gol te enviaba a la gloria, esto es, la clasificación, o a la tristeza más absoluta, el tercer puesto de la fase de grupos que no servía absolutamente para nada. Finalmente, la fortuna estuvo, en esta oportunidad, aliada de nuestra parte, pero fue el gran premio a su constancia y fe. Los 1/32 de final de la UEFA Europa League esperan.

El inicio no preveía tal desenlace, aunque tuvo ciertos paralelismos ya que el ‘Guaje’ tuvo la primera gran ocasión del partido, a los cuatro minutos, tras una gran triangulación con Miguel. El disparo del ariete internacional, a bocajarro, fue despejado a duras penas por el guardameta Scarpi. El Valencia había saltado mejor plantado al campo que los italianos, que recibían el apoyo de su afición con, incluso, las ilegales bengalas. El control del balón era para los de Emery y en el 13 Villa volvió, esta vez desde fuera del área, a probar los puños del meta transalpino, inseguro en los primeros minutos. Sin embargo, con el avance de la primera parte, el Valencia fue perdiendo el dominio del esférico a favor de un Genoa que, con un fútbol directo, logró a los 25 minutos crear su primera gran oportunidad, en una falta lateral en que, por tres veces, la defensa y Moyà repelieron los remates de los jugadores italianos. Además, Emery se vio obligado, justo superada la primera media hora, a suplir a Marchena, lesionado minutos después de recibir una dura entrada, por Maduro. A diez para el descanso, Joaquín tuvo, en una de las escasas triangulaciones con Mata y Villa, la ocasión más clara hasta el momento pero, solo ante Scarpi, su disparo raso se marchó fuera por poco. En una ya tensa primera parte, los últimos primeros minutos fueron los más intensos. Ya en el descuento, Bruno cabeceó en parábola una falta lateral que se coló pegadita al larguero. 0-1 y un ‘infierno’ que se adaptó de golpe a la gélida temperatura. En la última acción del primer tiempo, Villa, en una extraordinaria falta directa, estuvo a punto de sentenciar el pase con el segundo gol, antes del tiempo de descanso.

En la reanudación, pronto se hizo evidente que en la cita era inevitable sufrir. A los cinco minutos, Crespo, todo oficio, aprovechó un despeje de su zaga para plantarse solo ante Moyà y batirle por bajo en su salida. El empate espoleó a los italianos y a los ruidosos ‘tifosi’ pero los de Emery volvieron a tomar el control del balón para intentar volver a anotar el gol de la tranquilidad. No obstante, y gracias al empuje de la hinchada local, espoleados por una grada que les hacía volar en cada acción, el Genoa se lanzó a un ataque furibundo ante la ordenada defensa visitante que, cada balón que caía en la frontal, se disputaba como si fuera el último de sus vidas. Había más emoción que peligro real, pero la zozobra rozaba lo irreal cada instante del lance, con los italianos volcados ante la meta de Moyà, perfecto toda la noche, especialmente en las salidas. La pasión de los italianos estuvo a punto de acabarse con un penalti sobre Joaquín en el minuto 83, que erró Villa. Fue la espoleta final para que el Genoa creyese que estaba elegida para tocar la gloria, y su toque a rebato fue un sinfín de pelotas divididas alrededor del área grande blanquinegra, donde cada acción se presumía definitiva para el desenlace. El colegiado añadía cuatro minutos para prorrogar un sufrimiento sin par, pero sirvió para que Villa se desquitase de su fallo 10 minutos antes y pusiese el 1-2 definitivo. El portero locale erró, y Villa no perdonó. El ‘Guaje’ y, en consecuencia, el Valencia, lograba el triunfo los últimos instantes que será recordado durante mucho, mucho tiempo.


FICHA TÉCNICA:

- Genoa CFC (1): Scarpi, Criscito, Rossi, Palacio, Crespo, Palladino (Sculli, min.28), Moretti, Biava, Bocchetti, Juric y Zapater.
- Valencia CF (2): Moyà, Bruno, David Navarro, Marchena (Maduro, min.32), Albelda, Villa, Mata, Joaquín, Alexis, Miguel y Ever Banega.
- Goles: 0-1, min.46 Bruno; 1-1, min.50 Crespo; 1-2, min. 94 Villa.
- Árbitro: Alan Kelly (Irlanda). Amonestó a Juric y Sculli, por el Genoa, y a Villa, Bruno, Ever Banega y Moyà, por el Valencia.
- Incidencias: 6ª jornada de la Fase de Grupos de la UEFA Europa League. Luigi Ferraris (Génova), 25.000 espectadores.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres