Blogia
VALENCIA CLUB DE FUTBOL.blogia.com

La bronca de Emery en Mallorca

 

 

La jornada del domingo fue más que un simple partido en el vestuario del Valencia CF. Unai Emery y Ever Banega tuvieron más que palabras en Son Moix. El jugador argentino aceptó de mala gana ser sustituido y el técnico le reprendió de manera notoria. Emery acabó recriminando su mal comportamiento a Banega ya en la banda y la discusión continuó en el vestuario. Eso sí, minutos después el centrocampista pidió perdón y declaró a los medios que no volvería a repetir su mal comportamiento. Lo que sí es cierto es que rectificar es de sabios.

A este hecho hay que sumarle la mala imagen del equipo durante gran parte del partido y la "auto-expulsión" de Manuel Fernandes. Tras un rifi-rafe con Aduriz, el portugués acabó agrediéndole y fue expulsado por roja directa. Teniendo en cuenta que Emery dejó bien claro hace unos dias que todos los jugadores expulsados de una forma más o menos absurda serian sancionados, lo del luso no se pudo pasar por alto.

Algunos medios han comunicado que dentro del vestuario se escucharon frases de boca de Unai Emery como: "Estoy harto, no voy a consentir ni una más, y esto va para todos" y "no voy a consentir que se le falte al respeto al escudo que lleváis".

No se puede decir que fuese como si nada hubiese pasado... pero casi. Este lunes Unai Emery y Ever Banega acudierona la ciudad deportiva de Paterna apenas unas horas después de su ´enganchón´ en el Ono Estadi y no hubo reacción alguna. El argentino hizo sesión regenerativa junto al resto de futbolistas que habían sido titulares -excepto el Chori Domínguez- y Emery estuvo dirigiendo al grupo de jugadores que apenas participaron en Mallorca.

Los dos buscan que lo aontecido en Mallorca tenga un efecto positivo. El futbolista, por su parte, ayer era aún más consciente del error pese a que apenas unas horas antes -y a sus rectificaciones públicas- había entendido la sustitución como una acusación velada de que él era no de los culpables de la derrota. Éver, en frío, entiende que su actitud no fue la correcta pero al mismo tiempo está convencido de que va a tener tiempo para rectificar este mismo jueves ya que confía en volver a estar sobre el césped pese al incidente.

Respecto a lo que es en sí el incidente ya se ha corrido un tupido. Unai sabe que el hecho de ir a buscar al futbolista en caliente para tenderle su mano después de cada sustitución tiene un efecto inverso al deseado en muchas ocasiones —de hecho el del domingo no es el primer desaire que se lleva de esa naturaleza -pasó algo similar con Joaquín hace un tiempo- y está convencido de que tampoco será el último— pero pese a ello no va a variar sus hábito puesto que lo considera una forma de demostrar que el interés colectivo está por encima del individual y, en cierta medida, como una señal de aprobación a la sustitución con todo lo que ello implica en lo que respecta a la autocrítica tras un cambio.

Ayer el técnico fue uno de los últimos empleados en abandonar por el aparcamiento interior la ciudad deportiva de Paterna mientras que Éver se marchó por la puerta que da acceso al aparcamiento exterior y, pese a lo comentado, fue arengado por buena parte de los aficionados que se encontró a su paso hasta llegar a su vehículo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres