Blogia
VALENCIA CLUB DE FUTBOL.blogia.com

El Valencia ficha a Aritz Aduriz

 

El fichaje del segundo delantero está hecho. En estos momentos la primera opción para Emery y el cuerpo técnico era la del atacante vasco del Mallorca Aritz Aduriz. La semana pasada estuvo en Valencia el representante del futbolista, Iñaki Ibáñez, con el propósito de acercar posturas entre Valencia y jugador puesto que la primera oferta que le hizo el club blanquinegro a Aduriz resultó estar muy lejos de las pretensiones que entonces tenía el punta bermellón.

Pero la cosa ha cambiado. Y ha cambiado tanto que la situación ha acabado siendo la contraria. Es decir, si la semana pasada el jugador y su agente mostraron predisposición para llegar a un acuerdo, a día de hoy, el acuerdo entre las partes es una realidad. El acuerdo con el RCD Mallorca es total y, pese a que el club balear tiene también una oferta del Fenerbahce turco, los bermellones han aceptado la oferta ché.

Si en un primer momento las pretensiones de Aduriz eran inalcanzables para el club que preside Manuel Llorente, que se planteó seriamente otras opciones dado que esas cantidades descartaban a Aduriz por lo económico, ahora se valora y mucho el esfuerzo que ha realizado el jugador para que a día de hoy haya un acuerdo entre las partes. Todavía no han trascendido los términos del acuerdo entre club y jugador, pero valga como baremos que el jugador pidió inicialmente un contrato de cuatro temporadas a razón de unos 1,5 millones de euros por temporadas, que es la cantidad que percibe en el conjunto isleño.

En este sentido, y teniendo en cuenta que el Mallorca pidió por él 5,5 millones de euros, el Valencia se dio cuenta de que no había por donde meterle mano a la operación, hasta el punto que se centró en el fichaje de Soldado —que si llegó— a pesar de que los planes iniciales eran fichar primero a Aduriz para luego tener una mejor posición negociadora con el Getafe por aquello de que con un delantero en la mochila, el conjunto madrileño tensaría menos la cuerda en la negociación.

Aritz Aduriz (San Sebastián, 1981) tiene una historia curiosa en sus inicios como deportista. De niño, cuando sus amigos de colegio lucían orgullosos la camiseta de una Real Sociedad que por aquellos años recién había ganado dos ligas y emulaban a los entonces ídolos donostiarras como Bakero, Begiristáin o Lope Rekarte, el hoy delantero del Valencia hacía las delicias de sus padres practicando el deporte que ellos amaban, el esquí de fondo. Los progenitores de Aduriz eran dos enamorados de la alta montaña y llegaron a inculcarle su pasión, hasta el punto que el vasco llegó incluso a proclamarse subcampeón de España de esquí de fondo siendo un niño. Pero llegó el día que Aduriz sintió que tenía su propia pasión y también maneras para llegar lejos en otro deporte, el fútbol.

Aduriz ha dejado huella por donde ha pasado. Admirador de Ismael Urzaiz, con el que coincidió en el Athletic de Bilbao, su salida de San Mamés camino de Son Moix no estuvo exenta de polémica y crispación. La mañana después de hacerse oficial el traspaso por 6 millones de euros, La Catedral amaneció con pintadas que decían: «Aduriz ez dago salgai» —Aduriz no se vende— y al presidente del Athletic García Macua le costó algún que otro insulto.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres